martes, 22 de marzo de 2016

Reseña "El arte de ser normal"

"Me he pasado toda la vida escuchando que yo soy lo totalmente opuesto a lo <<normal>>"

Título original: The art of being normal
Autora: Lisa Williamson 
Páginas: 414
Tipo de libro: Autoconclusivo 
Editorial: Destino


Sinopsis 


Dos chicos. Dos secretos. Una amistad sincera.

David Piper ha sido siempre distinto. Sus padres piensan que es gay y el matón del instituto lo considera un friki. Únicamente sus dos amigos saben la verdad. David quiere ser una chica.
El primer día en su nuevo instituto, Leo Denton sólo tiene un objetivo: pasar inadvertido. Pero en cuanto llega, llama la atención de más de una chica y, como si fuera poco, tiene que lidiar con una madre complicada y la ausencia de su padre.
Contra todo pronóstico, David y Leo comienzan a hacerse amigos, pero todo en su vida esta a punto de quebrarse... porque en el instituto es muy difícil guardar secretos.


Para introducirlos en el tema les definiré que es ser transgenero.
Un transexual es una persona que se siente dentro de un cuerpo del otro género. Su cuerpo le dice, por ejemplo, "soy un hombre" pero su mente le dice "soy mujer". 

El tema: sin duda lo que llamó mi atención fue el hecho de que este libro estuviese protagonizado por un joven transexual, ya que no había encontrado en la literatura juvenil reciente algo similar. Me pareció estupenda la forma de abordar esta situación, hay escenas donde se nos describe perfecto los pensamientos del protagonista y como siente que su cuerpo no le pertenece, logre conectar muy bien con sus temores y aflicciones. Ya que es un chico de 15 años que sabe exactamente quien es pero no esta seguro si sus familiares lo van a entender tan claramente. 

El buen manejo del tema me hizo disfrutar profundamente el conocer a David y comprendí cuan difícil y frustrante es saber que estas en un cuerpo que no corresponde a tus sentimientos y pensamientos.

Los protagonistas(David): hay dos en esta historia y son David y Leo. Sus historias no tendrían porque juntarse pero al llegar Leo al instituto donde estudia David, todo cambia. 

Amo profundamente la claridad de David respecto a quien es, no hay victimizacion por su parte ni es un personaje depresivo y solitario como suele ocurrir en la literatura juvenil. Tampoco es parte de grupo popular ni mucho menos, si lo molestan (como siempre que alguien no encaja en el colegio) pero tiene a sus amigos y una familia cariñosa. Lo que hizo que me resultara muy ameno conocerlo. Cada uno de sus pensamientos son acordes con lo que está viviendo. Me generó alegría y compresión en todas las escenas, es un personaje con mucha fuerza y con una marcada personalidad.
Leo: podría estar todo el día hablando de Leo pero claro, no lo haré. Es mi personaje favorito y tienen que conocerlo por ustedes. Es tan protagonista como David pero muy diferente. La forma en que crece a lo largo de la historia me encanta y con él pase de la alegría a la emoción a la tristeza y la rabia. Todo lo que leo sentía también pude sentirlo yo. Me encanta todo lo que pude aprender de él y como manejó  cada situación a la que se vio enfrentado, a pesar de su introvertida personalidad logra encontrar el camino que puede serle más beneficioso.

Personajes secundarios: aquí encontré variedad. Están amigos de David, amigos de leo, enemigos de uno o de ambos, familiares, etc. Todos aportan forma a la trama, cada uno por separado va haciendo que las cosas tengan sentido. Si bien son secundarios poseen roles fundamentales que aportan al crecimiento y desarrollo de los protagonistas. La autora supo incluir a cada uno en escenas precisas lo cual aportó variedad y ligereza al libro.


La trama: todo el tiempo estuve esperando al siguiente capítulo. Hay mucha emoción en varias partes lo que le da rapidez al ritmo de lectura. Tiene algunos giros que me encantaron y no esperaba para nada. Me mantuvo expectante y sin aburrirme nunca.


Para finalizar les quiero recomendar totalmente este libro, a todos. Tiene unos personajes maravillosos que muestran lo cruel que somos los seres humanos cuando alguien no es tradicional, logra aportar una visión correcta de lo que es la transexualidad con sus dificultades, pero al final podemos esperar que si en nosotros hay un cambio, en quiénes nos rodean puede que también lo haya. 


La aceptación es fundamental y porque alguien no sea como tu o como te enseñaron que debía ser no significa que este mal, ni mucho menos que tu eres mejor. 


  ☆☆☆☆☆/5 =Libro perfecto